La ciudad de TREMP, tiene una tradición ferial que arranca, al menos, desde el siglo XII. En esta época se celebraban a la población cuatro ferias agrícolas: San Juan, Santo Domingo, San Lucas y Santo Tomás. Esta última, que se celebraba en el mes de diciembre, es la madre de la actual Feria de Primavera

1964-1967-LA CREACIÓN DE LA FERIA DE PRIMAVERA

En el año 1964, de forma casi espontánea surgió la idea de dar un nuevo carácter en la Feria de Santo Tomás. De una feria como centro de transacciones entre los tratantes se iniciaba un cambio hacia una feria-exposición de maquinaria agrícola. En esta nueva experiencia ferial, los comerciantes locales expusieron, por un lado, la maquinaria agrícola exponente de los avances constantes en la mecanización en el campo, y por otro, una serie de aparatos dedicados a ahorrar trabajo en el hogar y modernizarla : los electrodomésticos.

La experiencia de 1964 fue positiva, prueba de ello fue el hecho de que en la Feria de Santo Tomás de 1965, celebrada los días 20 y 21 de diciembre, se incide muy especialmente en la exposición de maquinaria agrícola e industrial . Además de los tradicionales concursos ganaderos con premios para los mejores ejemplares y los de más peso de ganado ovino, se organizó también un concurso de escaparates entre los comerciantes, una serie de encuentros deportivos, grandes estrenos cinematográficos a los diferentes cines de la ciudad y un gran espectáculo amenizado por la compañía Blas Wilson.

Dado que la climatología invernal de las fechas de la Feria de San Tomás- el mes de diciembre -no era mucho saber, se decidió de trasladarla a fechas más benignas; así, en 1966,  la tercera exposición industrial, agrícola y ganadera se celebró en mayo . Con los años pasaría a llamarse Feria de Primavera o de San Bonifacio, nombre que tomó para que las nuevas fechas de celebración coincidían con las de la festividad de este santo, copatrón de Tremp desde 1591, fecha en que llegó a Tremp una reliquia suya.

LA FERIA ACTUALMENTE

Actualmente la Feria de Primavera se celebra el fin de semana anterior a San Bonifacio (14 de mayo) y aparte de los tradicionales stands de las empresas del territorio y las instituciones, cuenta:

  • espacio destinado a la alimentación
  • feria del embutido con concurso de xolís
  • espacio para maquinaria agrícola y vehículos
  • mercado de artesanía del Pirineo Fantástico
  • degustación de cocina pallaresa

    Cesta
    • No products in the cart.